martes, 27 de marzo de 2012

Regreso... a clase

Un martes cualquiera, nuestra protagonista se dirige hacia el instituto con alguna de sus compañeras de clase, que viven cerca de ella. Caminan por todo el recorrido hasta el instituto hablando, como de costumbre, sobre diversos temas-
ELLA-¿Cómo llevas el examen de griego?
MARÍA-Regular, ¿y vosotras?
LOLA-Yo sólo tengo que repasarme un poco la pasiva..., pero hablemos de otra cosa.
Al llegar al instituto, todas sus compañeras se dirigen a sus respectivas clases, menos ella, que decide ir al servicio antes de entrar en Proyecto Integrado, la primera asignatura de cada martes. Al salir del baño, escucha un enorme estruendo.
ELLA-¡Vaya! Qué ruido más extraño... Bueno, será alguna silla caída, o algún chaval que está armando jaleo... -murmura, para sí.
Sin embargo, al llegar al pasillo no encuentra a nadie, ningún alumno, ni un alma.
ELLA- Qué cosa más rara... Se me habrá hecho tarde. Pero, ¿ha sonado la sirena?
Corre rápida hacia su clase, teme que no le dejen pasar y que la manden a la biblioteca, como le ha pasada en más de una ocasión. No obstante, la llegar tampoco se encuentra con sus compañeras, ni con la siempre puntual profesora. Extrañada los busca por todo el instituto, pero al igual que en la vez anterior no ve a nadie, alumnas, profesores, conserjes..., nadie. Mira el móvil y observa que la fecha está equivocada: 27 de Marzo del año 2020. Asustada, intentar salir del instituto a la calle, pero todas las salidas están cerradas. Se gira, con expresión de angustia en el rostro, se apoya contra la pared más cercana y cierra los ojos durante unos segundos. AL abrirlos de nuevo, se fija en que hay una nota pegada a una de las columnas. Se dirige hacia allí y coge el papel. En el encabezamiento hay una fecha escrita: 27 de Marzo del año 2004. Continúa leyendo:
ANÓNIMO- Hola. Al igual que a ti, a mí también me ocurrió esto. Parece que todos los 27 de Marzo, cada ocho años, sucede. Es como un ruido muy intenso, un estruendo. Piensas que no es más que una tontería, pero se activa y una persona va al futuro, y esta vez, esa persona eres tú.
Deja de leer.
ELLA- ¿Es esto una broma? No, no puede ser cierto... ¡Esto es imposible! ¿Cómo puede estar ocurriéndome esto? ¿Por qué yo?
Aún en su estado de nerviosismo, sigue leyendo.
ANÓNIMO- Para regresar a tu época deberás buscar por todo el instituto unos botones y accionarlos, cuando lo hagas volverás. ¡Mucha suerte!
 No hay nada más. Así pues, busca por todos lados los interruptores con preguntas de mitología. Cuando falta el último, se acuerda de algo.Vuelve corriendo a la puerta principal, saca de su mochila un folio y un bolígrafo, y escribe la misma nota que ella ha encontrado, para dejarlo más tarde en el mismo sitio donde se encuentra la otra. Una vez hecho esto, regresa al servicio donde se halla el último botón. Por fin todo terminaría donde empezó. Al presionarlo, siente nuevamente el estruendo. Cierra los ojos con fuerza. Al abrirlos, el ruido ha cesado, coge el móvil, mira la fecha y la hora: 27 de Marzo del 2012, 7:15 de la mañana. Todo ha sido un sueño...
¿...O no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada